Actualmente las empresas que logran el éxito ha sido gracias a un proceso largo y complejo, el cual les ha permitido alcanzar sus objetivos de la forma más eficiente;  a este proceso es lo que hoy conocemos como “administración de empresas”

“El éxito de una buena organización se debe en medida a sus líderes y administradores”

 

La administración ha tenido contribuciones importantes al desarrollo de la sociedad, de forma económica y social; es reconocida por ser una actividad relevante basada en el esfuerzo cooperativo que las personas desarrollan dentro de las organizaciones empresariales.

Un administrador es víctima de una mayor dinámica en los procesos de cambio, transformación e implementaciones de roles administrativos que tienen que ver con una serie infinita de actividades tanto nacionales como internacionales. El proceso administrativo, se destaca por la gran importancia de implementar estrategias para alcanzar metas y objetivos, el manejo eficiente de los recursos tanto humanos como económicos.

El buen funcionamiento de estos puntos mencionados, fomentarán una cultura de competitividad dentro de la organización, dando como resultado una alta posición en el mercado, así como mayor seguridad a la hora de enfrentar retos y oportunidades.

El buen diseño de estrategias para lograr ventajas competitivas en las organizaciones, constituye una de las tareas de mayor responsabilidad que deben atender los administradores y líderes de las organizaciones en los tiempos actuales, debido a que de las acciones que se llevan a cabo en el presente, dependerá de gran medida el tiempo de vida y futuro de la empresa en cuanto al cumplimiento de objetivos, desarrollo de políticas y alcance de metas establecidas, en un entorno caracterizado por mayor competencia.

En conclusión, la administración día a día se hace más indispensable dentro de cualquier organización sin importar los fines comerciales, debido a su aportación al mejoramiento de las técnicas y procesos administrativos.

Artículo por: Laura Mancilla

Tags: ,