Internet de las cosas

diciembre 19, 2019 - 4 minutes read

Hablar de internet es hablar de conexiones, pero su evolución va más allá de simples redes, dejó de ser un medio de comunicación o de intercambio de información, para pasar a convertirse en un parte importante en  la vida del hombre. Si lo pensamos desde ésta lógica, podemos llevarlo a escenarios tan cotidianos como el trabajo, por ejemplo intercambiar emails, poder hacer videoconferencias o simplemente hacer un pago mediante transacciones bancarias, incluso para imprimir documentos. Sin embargo, ésta no es una herramienta generalizada, aún existe un parte importante de la población que no tiene acceso a internet.

Dentro de su propia naturaleza evolutiva, el internet de una u otra forma tendría que migrar a otros ámbitos de la vida, por ello, era de suponer que en algún momento los objetos podrías ser dotados de “inteligencia”, muchos de ellos con el fin de hacer más sencilla la vida, desde un reloj, hasta unos tenis, el internet ha permeado cada aspecto de la vida diaria, al grado que resulta difícil pensar en una realidad antes de internet.

El internet de las cosas (Internet of Things), no es otra cosa más que la interconexión por medio de internet de dispositivos informáticos integrados en objetos de uso diario, ésta conexión le permite enviar y recibir datos. A grandes rasgos, gracias al Internet de las cosas puedes conectar tus dispositivos a internet o a otros aparatos, que en conjunto logran hacer nuevas funciones, por ejemplo controlar otros aparatos de forma remota, recibir alertas, etc.

Gracias al Internet de las cosas, dichos objetos intercambian información para facilitar o crear diversas acciones. Pero, para que esto sea posible existen tres factores que en conjunto logran hacer que una aplicación funcione dentro de esta lógica. Estos elementos son: dispositivos, la red y un sistema de control.

  • Los Dispositivos: es el objeto, por ejemplo: refrigeradores, carros, lamparas, relojes, cafeteras, televisión y otros. Pero para que pueda ser funcionales es importante que sean equipados con los items adecuados para proporcionar la comunicación con los demás elementos, pueden ser chips, conexión con internet, sensores, antenas entre otros.
  • La Red: Es el medio de comunicación, por ejemplo, Wi-Fi, Bluetooth y datos móviles (3G y 4G).
  • El sistema de control: es necesario para que todos los datos capturados de los dispositivos a través de red sean procesados, tienen que ser enviados a un sistema que controla cada aspecto y crea nuevas conexiones. 

El Internet de las Cosas ha abierto un mundo de posibilidades no sólo para los consumidores, sino también para las diversas industrias que han encontrado en esta tecnología una aliada para conectar todos los objetos con sus procesos, en una misma red. Debido a esto, los modelos de negocio se han transformado para optimizar tiempos y permitir la recopilación de datos, así como un análisis inteligente de la información.